D.A.D.

la función más triste es cuando ni la sangre reconoce la sangre

cuando del hotel más lujoso uno se celebra en sótanos

con promociones tropicales de plástico

cuando los aplausos son virtuales y la carne ya saturada de tiempo reza sólo a los recuerdos

hasta estar de pié duele

hablar cuesta

sentir que hay un público sin público

someterse a ser leyenda

de hotel

de sótano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s