Archivo de la categoría: Reflexiones

Lo que pienso como lo pienso

Síndrome de Quasimodo

El poema que ha inspirado este escrito:

 

Totalmente de acuerdo con estas palabras ( y de paso felicidades por estos versos a la escritora). Cuanta verdad, cuanto daño ha hecho Disney en la psique de occidente, siempre lo supe, nunca me gustaron las pelis de Disney, me daban miedo, o me hacían llorar, amén de esos predecibles finales.
En este poema se habla del estereotipo de la mujer, pero tampoco me gusta el del hombre, nunca me gustaron los príncipes rubios, ni los guerreros fornidos, nunca me identifiqué con ellos (quizás porque nunca fui ni rubio ni fornido), pondré como ejemplo “El jorobado de Notre Dame”.
Me encanta el personaje de Quasimodo más que ningún otro, un ser libre, especial, que vuela por su amada catedral (su mundo interior y espiritual tal como lo interpreto yo) haciendo música con las campanas, que sonríe a la vida, pero que tiene que ocultarse, ocultar sus dones a un mundo hostil tan sólo por su aspecto físico, sólo tras un acto de heroísmo (matar a alguien) es reconocido y aceptado, un acto de valentía que además le lleva a renunciar a su amor (Esmeralda, una preciosa gitana de ojos verdes) y cedérsela al “rubio/fortachón/sonrisa profident” de turno. La distorsión de Disney además es total, ya que en la versión original de Victor Hugo “Nuestra señora de París” su amada Esmeralda muere, y por amor el decide morir junto a ella tras matar a su asesino.
La pregunta se hace evidente: ¿por qué los Quasimodos de este mundo no pueden irse con las Esmeraldas?
Cuanto daño has hecho Walt y compañía, no por crear un mundo de fantasía, si no de estereotipos tan excluyentes, al menos yo siempre me sentí excluido, será que imaginamos diferente.

Anuncios

Fuego Vs fuego

Este es un tema bastante controvertido realmente. El caso de Hasel me parece un hilo conductor perfecto para abrir esta reflexión, que dejo claro es personal y no pretende ser aleccionadora.

Conozco las canciones de este rapero hace tiempo y lo primero que me gustaría decir es que me parece una barbaridad incoherente meter en prisión a alguien por manifestar sus ideas, no lo comparto y lo denuncio, pero es una gran duda para mi el concepto de “la violencia se combate con violencia”, creo por un lado que el sistema sí es opresor y cada vez ahoga más y más, hay muertos por el sistema que no se reflejan en los medios de (in)comunicación (los que no pueden ser operados por largas listas de espera o no pueden comprar medicinas, los que se han suicidado por no cumplir una deuda con un banco, los inmigrantes que intentan llegar hasta aqui y un largo etc…) y que lo que están consiguiendo es precisamente que nos organicemos, que nos violentemos, y que al final matemos en defensa propia, así les daremos la escusa perfecta para reprimirnos más, entonces habremos entrado en la espiral que querían, consecuencia: más control, más represión y además promovido por los medios contará con la aceptación general. También tengo miedo que ganen los que piensan así, porque seguramente cuando manden fusilarán a quien no esté de acuerdo con ellos, como hizo el infame Che Guevara (recomiendo que se estudie la historia real y se vean las decenas y decenas de fusilamientos que el mismo firmó) o el sistema Stalinista (de 1937-1938 en la URSS se practicaron 2,5 millones de detenciones, y entre 1921 y 1953 se fusiló por motivos políticos a 800.000 personas). ¿Cuantas organizaciones armadas han habido que empezando con lus fusiles acabaron imponiendo muerte o terror indiscriminado? un ejemplo claro son algunos movimientos guerrilleros en lationamérica.
Hasta aquí todo suena un poco argumentario de la derecha mediática española, pero yo no soy ni pienso así, y aquí entra mi debate interno ¿entonces que?, ¿partidos políticos tipo Ciudadanos y Podemos? no han cambiado nada, ¿movimientos violentos antiglobalización? no tienen la fuerza y la aceptación necesarias, y como dije antes no creo que la violencia sea la solución, ¿irnos a una isla desierta los que pensamos igual? la globalización se ha encargado de que eso ya no exista, nada de eso, y para que este no sea un escrito de queja vacía voy a proponer a continuación mis personales soluciones.
Yo estoy a favor de la lucha, de la resistencia, de la movilización, de la protesta, estoy igual de indignado que los indignados y soy víctima de esta carcel invisible capitalista, pero creo que desde las cárceles y las tumbas poco se puede modificar. Tampoco creo en la resistencia pasiva, hay que ser más inteligente que ellos, y digo inteligentes porque el conocimiento es poder.

Descubrir la verdad
Primero destapar su juego, publicar las cuentas de todos los corruptos, destapar todos los escándalos de las multinacionales, provocar una transparencia global total, gente como Edward Snowden, el equipo de Wikileaks o Anonymous, por mencionar algunos, están en ese camino, creo que un “buen” haker tiene hoy más poder que miles de cócteles molotov, aunque consigamos una pistola para llevar a una manifestación el sistema tendrá mil fusiles más, aunque se coloque una bomba que vuele un parlamento caerá un edificio, pero no un sistema. Una vez conseguida esa trasparencia (quizás con métodos de ciber-ataques si la justicia no funciona) propongo devolver, repartir y reparar los perjuicios medioambientales y sociales que corporaciones y personas hayan realizado. No tengo nada en contra de los ricos si no han robado o no se han aprovechado de nadie, es lícito trabajar y ganar lo que uno pueda. En resumen, me parece mejor idea y más util mandar a la quiebra un banco corrupto que matar a un banquero.

Ejercer presión social: exponer echos, no ideologías
No sólo mediante manifestaciones, sentadas, o protestas, si no compartiendo masivamente la información a la que me refería en el punto anterior, hoy hay medios para tener un canal de TV o una radio en internet, se pueden compartir noticias importantes en las redes tanto como fotos de gatitos, y se que ya las hay, pero son minoritarias y locales, y a veces son un discurso que no encaja con la mayoría, hace falta gente dispuesta a invertir (¿burguesia concienciada?) para formar y crear los mismos medios de difusión con los que cuenta el sistema y lo más importante, exponer HECHOS no IDEOLOGIAS, que esto es por lo que creo han fracasado los nuevos partidos de izquierdas. Creo que la era de las grandes ideologías ha terminado, fueron dibujos infantiles, ahora toca hacer arte en serio, estamos despertando a un nuevo mundo de sentido común, de hermandad, lo bueno de la globalización es que nos ha acercado un poco más a todos, y eso es un paso muy positivo, sentir la alegría o el sufrimiento de alguien a miles de kilómetros nos hace sentir la unidad que en realidad somos, en definitiva recomiendo crear y crecer la conciencia/inteligencia colectiva.

No pagar
Esta es para mí la clave, ellos tienen las balas, pero nosotros el poder real, y este poder no sólo es gritar en una concentración. Ellos tienen poder porque NOSOTROS SE LO PAGAMOS, nos distraen para que no nos demos cuenta, pero ellos DEPENDEN de nosotros, no al revés. Así que mi propuesta final es: no pagues más.
Claro que esta opción no funcionará de ninguna forma si es individual y no colectiva, y cuando digo colectiva me refiero a MASIVA.
Me encanta imaginar, y me imagino que de repente, durante un período de tiempo NADIE pague al sistema.
¿Que pasaría si…? retirásemos TODO el dinero de nuestros bancos, si no pagásemos deudas injustas, si no llenásemos de gasolina nuestros coches, si no pagáramos impuestos al estado (que entre otras cosas financian armas, represión, recortes e injusticias), si dejásemos de consumir todo eso que no necesitamos realmente, si en vez de comprar en supermercados cultivásemos más (ya escribiré algo sobre la importancia de las economías locales y lo dañino de las grandes superficies comerciales), el estado no podría denunciar y detener a TODA la población, no tendrían más remedio que por fin ESCUCHARNOS y dejarnos participar en las decisiones, se darían cuenta al fin que el poder es nuestro. Así de sencillo, basta ponernos de acuerdo en CUANDO y empezar. No será fácil, usarán el miedo, nos cortarán la luz, desaparecerán algunos, pero no podrán contra todo el poder humano de transformación, aquí es donde hay que resistir, y lo conseguiremos si nos apoyamos unos a otros, si cada bloque de edificios, cada barrio y cada pueblo se solidariza con su vecino.
Por mucho que gritemos nada va a cambiar si les seguimos pagando.

¿De que vale ir a manifestarse con un teléfono made in china fabricado con injusticia?, ¿gritar contra el capitalismo vestidos con ropa teñida de sudor esclavo?, ¿enarbolar banderas de ideologías rancias que no han funcionado?
Sencillamente: no pagues.

mejor, siempre mejor (cosas que voy entendiendo)

al final voy entendiendo
los que nos dañaron son los que más nos quisieron, nos enseñaron a ser más fuertes
los que nos odiaron y envidiaron, son los que más nos apreciaron, porque aprendimos a querernos más
los que no supieron entendernos nos ayudaron a entenderlos mejor a ellos sin rencor
los que no nos defendieron aprenderán a defenderse primero a ellos mismos
o no quedará nadie al final
los desentendimientos como tormentas que arrastran a futuras compenetraciones
los errores como escalones ascendentes desiertos del tráfico de la duda

no pelear es a veces un error
las guerras son imprescindibles para la conciliación final

y si hoy ya no estoy contigo es porque mañana estaré con otro mejor
siempre mejor

las caídas como impulsos
las discusiones como cátedras del auto-conocimiento
las distracciones y quejas como capítulos necesarios para entender la novela completa de tu vida
el talento se pule con el barro de los derrumbamientos
las distancias se transforman en poesía cuando se comprenden, y no en frustraciones
sólo un estúpido puede insultar al necio
sólo el necio es capaz de insultar al sabio
todos necesarios

ángeles de vacaciones en el infierno
demonios y fantasmas visitando un invierno glacial que los congela

el peso ahoga, que dificil y necesario es aprender a soltar
y amar al enemigo
para que deje de serlo

las dudas proletarias

desde la altura de los bosques, desde la claridad del aire, desde la percepción de la pureza bajé al asfalto, a los cuerpos

CO2 residual, ondas invasoras de antenas de locura

el deseo de desear fue inmediato

empezar a acumular cosas nuevas, querer más para comprar más libertad

me convertí en despertador, nómina y miedo

a perder

lo que nunca necesité ganar

Lo que pienso sobre la “fotografía actual”

Mi muy querida fotografía “actual”:

Se que estarás escandalizada en los últimos tiempos, antes tu, querida cámara eras algo único, cada click era algo valioso, quien te sabía tratar bien se encumbraba como verdadero artista, había que ser un alquimista para revelar tus secretos en oscuras cámaras, no era fácil, antes sólo podías retratar la realidad como es (que es el cometido por el cual te crearon) ahora, lo que procesan de ti son pieles de mentira, cuerpos de mentira, horas de edición hiper exagerando la realidad, te trastocan y transforman a voluntad, tu que eras el espejo más fiel de la realidad, ahora eres el espejo de una fantasía colectiva, un espacio de pura imagen sin fondo ni mensaje.

Y no es que no me guste fantasear, soñar y crear de la nada imágenes, sonetos, adjetivos, colores nuevos. No es que me parezca mal que el mundo se exprese como quiera, siempre respetaré cualquier vía que el arte encuentre, lo que me duele, es que mucho de lo que hoy veo como “fotografía” es más una nueva forma de arte, llamémoslo “pintura digital”, “arte digital”, seamos imaginativos, pongamos el nombre que queramos, pero fotografía, en el sentido de “Photo-grafos” (escribir con luz) no.

Artistas de hoy en día escriben la luz con su ordenador, no con su cámara, mucha gente ha olvidado lo que es conseguir una buena toma sin flashes y artificios, se corre el riesgo de dejar de conocer y dominar la luz natural, se olvida lo de conseguir la maestría con la cámara. No soy un nostálgico de “otros tiempos fueron mejores”, para nada, más bien quiero que al arte siga vivo y evolucione, solo que no me gusta la confusión, esa de hoy en día que te hace fotógrafo por tener un móvil de 5 megapíxeles o comprarte una réflex y tener una página en facebook, esa de que un fotógrafo es bueno por saber colocar y repetir esquemas de iluminación en un estudio controlado y retocar (más bien tras-tocar) con photoshop.

 

No es lo mismo el granizo que la  nieve, aunque  los dos sean agua.

 

Quede claro que esta opinión es puramente personal, no pretende ser aleccionadora en absoluto, yo no soy un gran fotógrafo (aún al menos) ni tengo 20 años de experiencia, pero mentir, no miento, y confundir etiquetas, no las confundo.

 

El perdón de los ángeles (reflexiones sobre un fragmento de “el libro de Enoc”)

Existe un libro perdido entre el tiempo y la leyenda, un libro que seguramente desintegraría de compasión a cualquier mortal que lo leyese. Son las súplicas de los ángeles caídos a Dios.

Se cuenta en el “libro de Enoc” cómo los ángeles se rebelaron, vieron la hermosura de las humanas y decidieron yacer con ellas, de esta unión surgieron gigantes que más tarde serían escarmentados por la ira divina, revelaron a los hombres secretos celestiales prohibidos, trayendo al mundo todos los males y desgracias, el Señor de los siglos (Dios) decide castigar a las huestes de Azazel, el ángel que comandaba a los rebeldes, éstos le piden a Enoc que redacte su perdón en un libro…

ENOC XIII: 1. Y Enoc fue y dijo: “Azazel, no tendrás paz: se ha dictado sentencia rigurosa contra ti que te encadena. 2. No habrá compasión para ti, ni se atenderán tus súplicas, a causa de las injusticias, de las obras impías, de las iniquiedades y pecados que has enseñado a los hombres”. 3. Y luego fui y les hablé a todos ellos, que estaban juntos: todos se atemorizaron, temblaron y el miedo se apoderó de ellos. 4. Me imploraron que elevara una súplica para que pudieran obtener el perdón, y que la leyera en presencia del Señor del cielo. 5. Pues desde entonces ellos no podían hablar con Él, ni levantar sus ojos por los pecados que habían cometido. 6. Luego escribí su súplica y plegaria con relación a sus espíritus y a las obras individuales de cada uno de ellos y con relación a sus peticiones de perdón y sobre la duración de sus días. 7. Y salí y me senté cerca de las aguas de Dan, en la tierra de Dan, que está al sur del oeste del Hermón: leí su súplica hasta que caí dormido.

 

Más adelante se lee:

XIV 4. Escribí vuestra petición y, por tanto, aparecía en mi visión, pero vuestra petición no será atendida durante todos los días de la eternidad, ya que al fin se ha dictado sentencia contra vosotros…

7. Y vuestra petición en su nombre no será atendida, ni la que habéis hecho en el vuestro: aunque lloréis y recéis y habléis todas las palabras contenidas en el libro que he escrito.

 

XV 1. El me respondió y yo oí Su voz que decía “No temas Enoc, tú eres un hombre justo y el escriba de la justicia”. (*)

Desde que leí estos párrafos me he pasado días y noches pensando ¿de que forma literaria un ángel, un ser divino, vuelca todos sus ruegos en palabras y se dirige a su creador? pidiendo además un perdón del que depende su propia divinidad y eternidad. Debería ser sin duda la poesía última, escrita con las mismas lágrimas de los ángeles, la misma “tinta” de esas lágrimas habría de ser un testigo insostenible para las páginas de tan divina súplica, pues se dice que las palabras en dicho libro son habladas, no escritas.

Un libro imposible entonces, un libro sin palabras, un puro ruego de energía, tan fuerte que tan sólo en sueños serían interpretadas y entendidas. ¿De que material estaría hecho ese libro?, seguramente de un éter incomprensible en nuestro plano físico: del mismo material de los sueños.

Enoc fue un elegido, por eso pudo asimilar y soportar el peso de tales voces ¿qué le ocurriría a un humano si escuchase o leyese esos párrafos de piedad?, me imagino que se desmembraría por la fuerza divina de un ruego inconmensurable para el entendimiento, tan sólo al contemplar la primera de esas páginas nos desintegraríamos en un llanto imposible de medir. No debe haber en la historia del mundo un libro tal.

Podría este ser un buen argumento para un guión o una historia que no me atrevo aun a escribir.

Pienso, imagino, que quizás, quien encuentre y sea capaz de domar la fuerza de ese libro, podría utilizar cada uno de esos versos para conseguir cualquier cosa en este mundo, menos el perdón de Dios.

(*)  Extraído de “el libro de Enoc el Profeta”, versión del texto etíope de R. H. Charles. Editorial Edaf. 2005.