Resolución

IMG_7583

He descartado la claridad de mi presencia, he abrazado la locura como al peluche más querido de mi infancia, me he dejado perder por carreteras lejanas sin destino aceptando el camino como rumbo infinito. Y ahora que aprendí a amar mi piel como único mapa, a mis pies como única bandera, descoso las raíces del pasado, me visto de futuro, olvido todos los himnos aprendidos, y me dejo caer sin gravedad en el vacío de la ausencia.
Así llegué a conocer lo incierto mi mismo.

Censura, un futuro fatal.

Acabo de leer un artículo donde se dice que Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Shiele, podeis leerlo AQUI.

¿Hacia que tipo de sociedad caminamos?, puedo entender que se censure algo pornográfico en las vallas de una ciudad, puedo entender que se reprueben actos de violación y desigualdad, puedo entender que a ciertas edades no sea bueno ver depende que películas, ¿pero censurar el arte?, no enseñemos a los niños la naturalidad de un cuerpo desnudo, no enseñemos una sexualidad sana, veamos a idiotas en los medios vanagloríandose de su “hombría”, veamos a mujeres ligeras de ropa insinuándose en publicidades de perfumes y cremas, veamos eso si corrupción y violencia a nuestro alrededor, elevemos la imagen de personajes con poder material, de soldados, de políticos vacíos, de maniquís imposibles. Me parece increíble como en ciertos aspectos la antigua Grecia o el imperio romano eran más tolerantes con los gays y lesbianas, los desnudos y la poesía erótica. Cuando eramos niños nos tapaban los ojos cuando se vislumbraba una escena de sexo, pero en la tv y en los cines se podía ver Rambo, Robocop, y anuncios de Axe, algo no va bien así a mi entender.
Desfilemos entonces con cincel y martillo destruyendo todos los genitales de las esculturas clásicas, acabemos con la historia a golpe de censura. Estamos llegando al fin a la era de la vergüenza de nuestra propia naturaleza. Censurando pezones femeninos y genitales, esos que por cierto nos dieron la vida a todos sin distinción, censuramos la propia vida. Futuro fatal.

Síndrome de Quasimodo

El poema que ha inspirado este escrito:

 

Totalmente de acuerdo con estas palabras ( y de paso felicidades por estos versos a la escritora). Cuanta verdad, cuanto daño ha hecho Disney en la psique de occidente, siempre lo supe, nunca me gustaron las pelis de Disney, me daban miedo, o me hacían llorar, amén de esos predecibles finales.
En este poema se habla del estereotipo de la mujer, pero tampoco me gusta el del hombre, nunca me gustaron los príncipes rubios, ni los guerreros fornidos, nunca me identifiqué con ellos (quizás porque nunca fui ni rubio ni fornido), pondré como ejemplo “El jorobado de Notre Dame”.
Me encanta el personaje de Quasimodo más que ningún otro, un ser libre, especial, que vuela por su amada catedral (su mundo interior y espiritual tal como lo interpreto yo) haciendo música con las campanas, que sonríe a la vida, pero que tiene que ocultarse, ocultar sus dones a un mundo hostil tan sólo por su aspecto físico, sólo tras un acto de heroísmo (matar a alguien) es reconocido y aceptado, un acto de valentía que además le lleva a renunciar a su amor (Esmeralda, una preciosa gitana de ojos verdes) y cedérsela al “rubio/fortachón/sonrisa profident” de turno. La distorsión de Disney además es total, ya que en la versión original de Victor Hugo “Nuestra señora de París” su amada Esmeralda muere, y por amor el decide morir junto a ella tras matar a su asesino.
La pregunta se hace evidente: ¿por qué los Quasimodos de este mundo no pueden irse con las Esmeraldas?
Cuanto daño has hecho Walt y compañía, no por crear un mundo de fantasía, si no de estereotipos tan excluyentes, al menos yo siempre me sentí excluido, será que imaginamos diferente.

Fuego Vs fuego

Este es un tema bastante controvertido realmente. El caso de Hasel me parece un hilo conductor perfecto para abrir esta reflexión, que dejo claro es personal y no pretende ser aleccionadora.

Conozco las canciones de este rapero hace tiempo y lo primero que me gustaría decir es que me parece una barbaridad incoherente meter en prisión a alguien por manifestar sus ideas, no lo comparto y lo denuncio, pero es una gran duda para mi el concepto de “la violencia se combate con violencia”, creo por un lado que el sistema sí es opresor y cada vez ahoga más y más, hay muertos por el sistema que no se reflejan en los medios de (in)comunicación (los que no pueden ser operados por largas listas de espera o no pueden comprar medicinas, los que se han suicidado por no cumplir una deuda con un banco, los inmigrantes que intentan llegar hasta aqui y un largo etc…) y que lo que están consiguiendo es precisamente que nos organicemos, que nos violentemos, y que al final matemos en defensa propia, así les daremos la escusa perfecta para reprimirnos más, entonces habremos entrado en la espiral que querían, consecuencia: más control, más represión y además promovido por los medios contará con la aceptación general. También tengo miedo que ganen los que piensan así, porque seguramente cuando manden fusilarán a quien no esté de acuerdo con ellos, como hizo el infame Che Guevara (recomiendo que se estudie la historia real y se vean las decenas y decenas de fusilamientos que el mismo firmó) o el sistema Stalinista (de 1937-1938 en la URSS se practicaron 2,5 millones de detenciones, y entre 1921 y 1953 se fusiló por motivos políticos a 800.000 personas). ¿Cuantas organizaciones armadas han habido que empezando con lus fusiles acabaron imponiendo muerte o terror indiscriminado? un ejemplo claro son algunos movimientos guerrilleros en lationamérica.
Hasta aquí todo suena un poco argumentario de la derecha mediática española, pero yo no soy ni pienso así, y aquí entra mi debate interno ¿entonces que?, ¿partidos políticos tipo Ciudadanos y Podemos? no han cambiado nada, ¿movimientos violentos antiglobalización? no tienen la fuerza y la aceptación necesarias, y como dije antes no creo que la violencia sea la solución, ¿irnos a una isla desierta los que pensamos igual? la globalización se ha encargado de que eso ya no exista, nada de eso, y para que este no sea un escrito de queja vacía voy a proponer a continuación mis personales soluciones.
Yo estoy a favor de la lucha, de la resistencia, de la movilización, de la protesta, estoy igual de indignado que los indignados y soy víctima de esta carcel invisible capitalista, pero creo que desde las cárceles y las tumbas poco se puede modificar. Tampoco creo en la resistencia pasiva, hay que ser más inteligente que ellos, y digo inteligentes porque el conocimiento es poder.

Descubrir la verdad
Primero destapar su juego, publicar las cuentas de todos los corruptos, destapar todos los escándalos de las multinacionales, provocar una transparencia global total, gente como Edward Snowden, el equipo de Wikileaks o Anonymous, por mencionar algunos, están en ese camino, creo que un “buen” haker tiene hoy más poder que miles de cócteles molotov, aunque consigamos una pistola para llevar a una manifestación el sistema tendrá mil fusiles más, aunque se coloque una bomba que vuele un parlamento caerá un edificio, pero no un sistema. Una vez conseguida esa trasparencia (quizás con métodos de ciber-ataques si la justicia no funciona) propongo devolver, repartir y reparar los perjuicios medioambientales y sociales que corporaciones y personas hayan realizado. No tengo nada en contra de los ricos si no han robado o no se han aprovechado de nadie, es lícito trabajar y ganar lo que uno pueda. En resumen, me parece mejor idea y más util mandar a la quiebra un banco corrupto que matar a un banquero.

Ejercer presión social: exponer echos, no ideologías
No sólo mediante manifestaciones, sentadas, o protestas, si no compartiendo masivamente la información a la que me refería en el punto anterior, hoy hay medios para tener un canal de TV o una radio en internet, se pueden compartir noticias importantes en las redes tanto como fotos de gatitos, y se que ya las hay, pero son minoritarias y locales, y a veces son un discurso que no encaja con la mayoría, hace falta gente dispuesta a invertir (¿burguesia concienciada?) para formar y crear los mismos medios de difusión con los que cuenta el sistema y lo más importante, exponer HECHOS no IDEOLOGIAS, que esto es por lo que creo han fracasado los nuevos partidos de izquierdas. Creo que la era de las grandes ideologías ha terminado, fueron dibujos infantiles, ahora toca hacer arte en serio, estamos despertando a un nuevo mundo de sentido común, de hermandad, lo bueno de la globalización es que nos ha acercado un poco más a todos, y eso es un paso muy positivo, sentir la alegría o el sufrimiento de alguien a miles de kilómetros nos hace sentir la unidad que en realidad somos, en definitiva recomiendo crear y crecer la conciencia/inteligencia colectiva.

No pagar
Esta es para mí la clave, ellos tienen las balas, pero nosotros el poder real, y este poder no sólo es gritar en una concentración. Ellos tienen poder porque NOSOTROS SE LO PAGAMOS, nos distraen para que no nos demos cuenta, pero ellos DEPENDEN de nosotros, no al revés. Así que mi propuesta final es: no pagues más.
Claro que esta opción no funcionará de ninguna forma si es individual y no colectiva, y cuando digo colectiva me refiero a MASIVA.
Me encanta imaginar, y me imagino que de repente, durante un período de tiempo NADIE pague al sistema.
¿Que pasaría si…? retirásemos TODO el dinero de nuestros bancos, si no pagásemos deudas injustas, si no llenásemos de gasolina nuestros coches, si no pagáramos impuestos al estado (que entre otras cosas financian armas, represión, recortes e injusticias), si dejásemos de consumir todo eso que no necesitamos realmente, si en vez de comprar en supermercados cultivásemos más (ya escribiré algo sobre la importancia de las economías locales y lo dañino de las grandes superficies comerciales), el estado no podría denunciar y detener a TODA la población, no tendrían más remedio que por fin ESCUCHARNOS y dejarnos participar en las decisiones, se darían cuenta al fin que el poder es nuestro. Así de sencillo, basta ponernos de acuerdo en CUANDO y empezar. No será fácil, usarán el miedo, nos cortarán la luz, desaparecerán algunos, pero no podrán contra todo el poder humano de transformación, aquí es donde hay que resistir, y lo conseguiremos si nos apoyamos unos a otros, si cada bloque de edificios, cada barrio y cada pueblo se solidariza con su vecino.
Por mucho que gritemos nada va a cambiar si les seguimos pagando.

¿De que vale ir a manifestarse con un teléfono made in china fabricado con injusticia?, ¿gritar contra el capitalismo vestidos con ropa teñida de sudor esclavo?, ¿enarbolar banderas de ideologías rancias que no han funcionado?
Sencillamente: no pagues.